La gran pandemia del covid 19 merecía ser combatida por todos los medios. En pleno confinamiento, combatir el aburrimiento era también combatir la pandemia. GammeraNest desarrolló, para la ONG World Vision, esta serie de sencillos videojuegos en los que matar al coronavirus en la pantalla implicaba matarlo en la vida real, pues quienes jugaban en su casa evitaban el riesgo de contagiarse en la calle. Además, aprovechaban para recoger fondos para familias en riesgo de exclusión.