¿Puede el videojuego convertirse en la columna vertebral de una experiencia inclusiva? Puede. En este taller, celebrado por Educathyssen, con el patrocinio de Iberdrola y conducido por Gammera, varias asociaciones de representación de distintos colectivos (estudiantes con TEA u otras diversidades funcionales, personas mayores, personas de etnias en riesgo de exclusión, etc) formaron equipo para desarrollar un videojuego inspirado en los cuadros del museo Thyssen. El resultado es The Dedal Games, una herramienta para divulgar los valores de la diversidad y la inclusión, fiel al principio de “nada para nosotros sin nosotros”.

Puedes seguir leyendo más sobre The Dedal Games aquí: